ALGUNOS SIGUEN SIN ENTENDER QUE ES MEJOR IR JUNTOS QUE SEPARADOS

Valencia, 3 de marzo de 2017.

El periódico “El País” lanzó el pasado domingo la colección de 60 volúmenes del Capitán Trueno, en el que incluyen un boletín de suscripción que ofrece al lector la posibilidad de que se suscriba y reciba los ejemplares bien en el quiosco, en Correos o en su domicilio.

Hasta aquí todo bien, pero nuestro colectivo está muy descontento y tenemos muestras de ello. Por un lado han informado a las Asociaciones de Vendedores de Prensa con muy poca antelación al lanzamiento, de manera que no hemos podido ni negociar las condiciones de esta oferta, ni informar con la antelación suficiente a nuestros asociados.

Las condiciones económicas con las que ha iniciado El País esta promoción y que ha ofrecido a los puntos de venta es a todas vistas insuficiente, incluso algunos lo han catalogado de “limosna” para el vendedor de prensa.

Existe un claro desequilibrio entre las condiciones que el periódico ofrece a sus suscriptores y las condiciones ofrecidas a los quioscos, teniendo en cuenta además las implicaciones fiscales que tiene la remuneración por entrega de paquetería, que no contempla a los vendedores que están en el sistema de módulos.

Está claro que el periódico no está valorando suficientemente la comodidad que el suscriptor tiene a la hora de recoger el producto en los quioscos, que permanecen abiertos, en la mayoría de los casos, los siete días de la semana más de doce horas diarias, pudiendo el cliente elegir cuando pasa a recogerlo y no tener la obligación de estar en su casa a una hora concreta para que se lo lleven.

Tampoco han valorado nuestra tarea como intermediarios entre el editor y el suscriptor. Lógicamente, ante cualquier incidencia, bien sea error, deterioro, etc. nosotros somos la cara visible para el cliente y será al punto de venta al que recaerá cualquier reclamación.

En fin,… como siempre todo está muy poco valorado, sobre todo lo que les interesa que así sea. Todavía no tienen nada claro que es mejor ir juntos que separados.