El nuevo sistema de cotización por ingresos reales para autónomos, tras meses de negociación entre el Gobierno, los agentes sociales y los principales representantes de los trabajadores por cuenta propia, ha sido aprobado.

 

Habrá en total 15 tramos para que cada autónomo elija en función de su previsión de facturación, con una cuota mínima de 230 euros en 2023, que se reduce a 225 en 2024 y llega a 200 euros en 2025, 94 euros menos que ahora, con lo que el ahorro anual para los más de 1,3 millones de autónomos que tienen unos rendimientos netos por debajo de los 670 euros puede ascender a 1.127 euros, según cálculos de UPTA.

 

La cuota máxima subirá a 500 euros en enero, a 530 en 2024 y se situará en 590 euros en 2025 para los 250.000 emprendedores que facturan más de 6.000 euros al mes.

Se estima que, con el nuevo sistema, la mitad de autónomos pagará menos que ahora, una cuarta parte mantiene su cotización, mientras que el 25% restante verá incrementada su cuota hasta en casi 300 euros cada mes.

Así queda la nueva tabla de cotización de los autónomos

Tramos202320242025
Hasta 670 €230

230

225

225

200

200

Más de 670 hasta 900 €260

260

250

250

220

220

Más de 900 hasta 1.166,70 €275

275

267

267

260

260

Más de 1.166,70 hasta 1.300 €291

291

291

291

291

291

Más de 1.300 hasta 1.500 €294

294

294

294

294

294

Más de 1.500 hasta 1.700 €294

294

294

294

294

294

Más de 1.700 hasta 1.850 €310

310

320

320

350

350

Más de 1.850 hasta 2.030 €315

315

325

325

370

370

Más de 2.030 hasta 2.330 €320

320

330

330

390

390

Más de 2.330 hasta 2.760 €330

330

340

340

415

415

Más de 2.760 hasta 3.190 €350

350

360

360

440

440

Más de 3.190 hasta 3.620 €370

370

380

380

465

465

Más de 3.620 hasta 4.050 €390

390

400

400

490

490

Más de 4.050 hasta 6.000 €420

420

445

445

530

530

Más de 6.000 €500

500

530

530

590

590

Base mínima actual294

294

294

294

294

294

 

 

También se establece una cuota reducida de 80 euros mensuales para los nuevos autónomos durante un año, prorrogable por uno más, al tiempo que se mejora la protección social del colectivo.

En concreto, se amplían las modalidades del cese de actividad para mejorar la cobertura, por ejemplo, en casos de interrupción parcial de la actividad, al tiempo que se adapta a los autónomos la protección que proporciona a los asalariados el mecanismo RED establecido en la reforma laboral.