Que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta 900 euros mensuales en 14 pagas, ha sido una decisión necesaria en este país para revertir los daños causados por la crisis.

Que durante la última década la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores con menores ingresos ha alcanzado el 30%, y en ocasiones hasta el 50%, todo ello sin perder de vista que en España un 14,5% de los empleados pertenecen a la categoría de “trabajadores pobres” y es el porcentaje más elevado de la Unión Europea.

Que esta subida también sirve para acercarse al cumplimiento de la “Carta Social Europea”, que establece que el salario mínimo fijado en los Estados que pertenecen a la U.E. debería se el 60% del salario medio, es decir, 1.126 € al mes.

Pero dicho lo anterior también hemos de decir que este aumento supone un sobrecoste para cualquier autónomo que tenga un trabajador a su cargo, es decir una microempresa.

Teniendo en cuenta que las ventas en sectores como el comercio, con fuerte presencia de autónomos, han descendido de forma considerable, este aumento del gasto supone un empujón más hacia el cese de su actividad, con lo que ello comporta a nuestra economía, que recordemos se compone básicamente de microempresas.

El propio Secretario de Estado de Seguridad Social, afirmó el mismo día que se aprobó esta subida que “puede restringir la creación de empleo en algunos sectores, como el agrario, el comercio minorista, los servicios o la limpieza.”

Según las estimaciones del BBVA en un análisis económico publicado recientemente manifestó que

 La creación de empleo se ralentizará en 2019 y 2020, influida, en parte, por el aumento del SMI, condicionando este notable aumento la evolución de la economía y del empleo, tanto a corto como a largo plazo, si no se sientas las bases para un crecimiento importante de la productividad.

Realmente es un asunto controvertido porque afecta directamente a la economía familiar y cualquier trivialización sobre él sería un auténtico disparate, pero sí sería interesante que se adoptaran otras medidas en pro de las pequeñas empresas que compensen este nuevo desembolso.