Noticias buenas y otras menos buenas tenemos en el panorama de actualidad los autónomos.

Para comenzar, hemos tenido conocimiento de que la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha avanzado que promoverá “un plan específico con garantía del Estado para mejorar las pensiones de jubilación de 3,3 millones de autónomos”, en el marco del fondo público de pensiones que prevé poner en marcha el Gobierno.

Este es un sistema específico para autónomos con el fin de mejorar las pensiones de jubilación del futuro y que en ningún caso puede sustituir al sistema de protección social, sino complementarlo.

Por otro lado, los autónomos en cese de actividad se quedarán sin la prestación, pero mantendrán las exoneraciones hasta junio.

Ayer se aprobó la eliminación de las prestaciones extraordinaria y ordinaria para los autónomos vinculadas al Covid.

Solo se mantendrá la prestación extraordinaria por cierre administrativo para hacer frente a posibles restricciones.

A partir del 1 de marzo, los aproximadamente 110.000 trabajadores autónomos que perciben ahora el cese de actividad no contarán ya con esta prestación, aunque sí mantendrán las exoneraciones en las cuotas hasta junio.

Los autónomos que hayan sido beneficiarios del cese de actividad hasta el 28 de febrero sólo tendrán que pagar:

  • en marzo: el 10% de su cuota, si están por la mínima serían unos 29 euros
  • en abril: el 25% de su cuota, que si están por la mínima serían 72 euros
  • en mayo: el 50% de su cuota, que para los que están por la base mínima supondría 145 euros
  • en junio: el 75% de su cuota, que serían en torno a 216 euros para los que están por la mínima

Para recibir estas rebajas en la cotización, los trabajadores autónomos deberán permanecer en alta en el correspondiente régimen especial de la Seguridad Social hasta el 30 de junio de 2022.