Valencia, 22 de octubre de 2015.

Al parecer, Hacienda publicará próximamente una orden ministerial en el Boletín Oficial del Estado para que los contribuyentes que lo soliciten puedan aplazar o fraccionar el pago de deudas tributarias de hasta 30.000 euros sin necesidad de garantía alguna.

Con esta medida la Agencia Tributaria, que suele recibir cada año una media de 25.000 solicitudes de aplazamientos, principalmente en el pago de impuestos como el IVA o Sociedades, pretende dar un alivio fiscal a numerosas pymes y autónomos, permitiendo aplazar más deudas tributarias sin necesidad de aval.

A más de 2.500 millones de euros ascendió entre los años 2011 y 2014, el importe de las solicitudes de aplazamiento concedidas por Hacienda entre 18.000 y 30.000 euros, que ahora pasan a quedar eximidas de la aportación de garantías.

Hacienda, mediante la Instrucción 6/2013, decidió hace dos años echar el cierre a la fuente de financiación que para muchas empresas se había convertido el aplazamiento o fraccionamiento de retenciones e ingresos a cuenta, tal y como se explicitó en esta Instrucción del Departamento de Recaudación en la que recordó a sus funcionarios, “que los aplazamientos solo podían ser la excepción”.

Para la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) es una noticia que recibe con satisfacción, por responder a una de las más antiguas reivindicaciones del sector de autónomos y pymes, pero considera que llega demasiado tarde para muchos autónomos y para muchos de sus trabajadores. Además manifiesta que los intereses que cobra la Agencia Tributaria están muy por encima de los del mercado.