Durante este mes de octubre los autónomos hemos realizado la declaración del IVA trimestral a través del famoso modelo 303, en el que se justifica con facturas el IVA repercutido y el soportado.

En el supuesto de haber pagado IVA de más, se solicita la devolución del importe resultante de la diferencia.

En principio, Hacienda debería devolver el IVA al autónomo en un plazo de seis meses, de no hacerlo, la propia Agencia Tributaria deberá asumir un recargo sobre la cantidad a devolver. Lo cierto es que no son pocos los autónomos que aseguran que es muy común que el Fisco se exceda, y mucho, en los plazos de devolución.

Ese tiempo comienza a contar a partir del último día voluntario para presentar la última declaración del año, es decir, teniendo en cuenta que solo se puede solicitar la devolución en la última declaración, que se realiza en enero, Hacienda tiene hasta julio de 2020 para devolver las declaraciones negativas que lo hayan solicitado.

Cualquier autónomo que haya solicitado su devolución del IVA puede verificar el estado de su petición. Entrando en la sede electrónica de la Agencia Tributaria, utilizando nuestro certificado electrónico o la cl@ve PIN, en el apartado de impuestos, se puede ver de forma sencilla el estado de la solicitud: finalizada o en revisión. En caso de que la devolución siga en revisión tras el plazo estipulado de seis meses, el autónomo no tiene que reclamar los intereses de demora, será la propia Agencia Tributaria la que los ingrese en su cuenta bancaria de oficio, junto a la devolución del impuesto.

Si no dispones del certificado digital, siempre puedes acercarte a tu oficina de Hacienda, solicitar la información y tramitar una reclamación por escrito