LA VOZ DE GALICIA, tanto en su edición de papel como digital del pasado domingo, 30 de abril, se hizo eco de la noticia de las nuevas máquinas que, de la mano de la Asociación de Vendedores de Prensa de La Coruña, permitirán de nuevo la venta de tabaco dentro de la legalidad.
«Por el momento —afirma el rotativo coruñés—, tendrán que esperar hasta el próximo 1 de junio, que es la fecha prevista por el fabricante para comenzar a distribuir el aparato entre todos los establecimientos de prensa de España que lo soliciten. Que serán casi todos, según la Asociación de Vendedores de Prensa de A Coruña, que ayer organizó una demostración de cómo funciona la máquina».
La demostración de la nueva máquina expendedora, que tuvo lugar el día anterior, el 29, despertó un gran interés entre los compañeros. «No sólo les gustó el nuevo invento, sino también su precio, que es gratis. El aparato cuesta 1.500 euros, pero para tranquilidad de los dueños de los establecimientos será cedido por un período de seis años a cambio de que permitan plasmar publicidad en el aparato».
Pese al optimismo reinante, el presidente de la asociación representativa de los quiosqueros coruñeses y de CONADIPE, Antonio Sande, se reafirmó en la idea de que la «Ley antitabaco» ha sido un viaje a ninguna parte y que todo había sido «una chorrada», pero que la ley, aunque injusta, era un hecho que había que «asumirlo y aceptarlo», según declaró a LA VOZ DE GALICIA. Antonio Sande también se mostró en radical desacuerdo con que la ley sólo sea permisiva con los quioscos de vía pública y no con los que están en los centros comerciales, aunque se mostró esperanzado ante la idea de que el Gobierno acabe cediendo. Motivo de alegría, en cualquier caso, el hecho de la aparición de las nuevas máquinas, ya que permitirán «recuperar —en palabras de Sande— los ingresos que han perdido con la ley del tabaco».