A continuación, transcribimos íntegramente la contestación de A.N.D.P. al escrito remitido por la Comisión Nacional, al respecto del eterno tema “portes”.

 

“Os agradezco vuestra atenta carta de fecha 23 de Marzo y lo primero que quisiera

transmitiros es mi deseo de que todos estéis bien, y mi agradecimiento más sincero por

vuestra labor durante estos días, el cual os ruego transmitáis a todos vuestros asociados.

 

Entrando en el detalle de los temas que planteáis en la misma, y especialmente la cuestión

de los trabajos auxiliares, como bien sabéis, se trata de un tema complejo sobre el que

hemos tratado durante los últimos años, y creo que todos estamos de acuerdo en que, para

las empresas distribuidoras es absolutamente inasumible poder prescindir del cobro de estos

servicios, ya que, de otra forma, se pondría en riesgo su viabilidad económica.

 

Además, nuestro compromiso de mantenimiento en el suministro de publicaciones a todos

los puntos de venta que permanecen abiertos durante esta crisis hace que mantengamos

nuestras estructuras de gestión logística, almacenes, administración, reposiciones y reparto,

no ya en igualdad de condiciones que antes de la entrada en vigor del estado de alarma,

sino incluso, con mayores esfuerzos.

 

En cualquier caso, y atendiendo a la situación excepcional en la que nos encontramos,

creemos que el principio que debe primar en todos los casos es el de la aplicación de un

nivel de costes sostenible para los puntos de venta, y acorde con la actual coyuntura. En

este sentido, los distribuidores seguirán siendo sensibles a la situación individual de cada

punto de venta, como se ha venido haciendo en los últimos años, y con el mayor interés en

mantener la red de puntos de venta profesionales.

 

Por otra parte, como bien conocéis, llevamos días trabajando, en colaboración con los

editores y distribuidores nacionales, en distintas medidas para mitigar, en la medida de lo

posible, los efectos económicos que esta situación está provocando en la red de ventas.

Entre otras medidas:

? Incremento de descuentos.

? Reducción de tiradas con el fin de adaptarlas al escenario actual.

? Aplazamiento en la facturación de productos

? Adecuación de la periodicidad de puesta en venta de publicaciones

? Abono adelantado de devoluciones

? Gestiones jurídicas para garantizar la apertura de puntos de venta, ante las acciones

de algunas administraciones locales invitando a los vendedores a solo comercializar

diarios y revistas.

 

Por supuesto, seguiremos insistiendo en las mismas y haremos todos los esfuerzos que

estén en nuestra mano para ayudar a que los puntos de venta puedan superar estas

circunstancias sin precedentes a las que todos nos enfrentamos.

 

Como os decía en una carta anterior, quiero apelar a la responsabilidad y colaboración de

todos los que formamos parte de este sector, ya que considero es la única fórmula para que

podamos superar este reto, con el menor impacto posible para todos.

 

Os reitero nuevamente nuestro más sincero agradecimiento por vuestra labor y por vuestro

compromiso en estos momentos tan difíciles para todos.”

 

Habrá un momento en que tendrán que abordar con seriedad este asunto, hoy por hoy un auténtico yugo para el punto de venta.

La Comisión Nacional seguirá trabajando en el asunto de los portes y seguirá ofreciendo alternativas a la actual situación, no solo provocada en este momento por la alarma sanitaria, sino “situación” que se alarga en el tiempo y que para el punto de venta supone una “alarma crónica”.

Solo deseamos que cuando esta solución llegue no sea demasiado tarde para todos.