2021 nos viene encima en tres semanas y muchos autónomos continúan ahogados en sus bajos ingresos y sus muchas deudas, contraídas durante 2020.

De momento los límites de tributación por módulos quedan prorrogados un año más. Aproximadamente unos 400.000 autónomos utilizan este sistema que nos genera incertidumbre para el próximo año ya que se supone que beneficia a aquellos negocios consolidados que tienen una facturación estable y que se encuentran en la parte alta de los límites establecidos por el sistema.

2021 es un año para nosotros imposible de planificar, ya que cualquier previsión puede ser una lotería. Lo que sí tenemos claro es que 2020 termina con pérdidas históricas en la economía del país y el próximo año es incertidumbre en estado puro.

Lo que sí es una realidad es que la cuota de autónomos vuelve a subir el año próximo entre 3 y 12 euros más, debido al incremento de los tipos de cotización aprobado en 2018 y que el estado está cobrando paulatinamente desde el mes de octubre, a pesar de la tormenta en la que nos encontramos.

La deuda pendiente de cobrar se sitúa entre 22,4 y 97,6 euros y se verá incrementada cuanto mayor sea la base de cotización del autónomo.

También nos espera una subida para enero de los tipos de cotización de un 0,1% más por cese de actividad y de un 0,3% por contingencias profesionales.

Desde las asociaciones de autónomos se está pidiendo que se paralice el procedimiento y no se liquide la deuda de los nueve meses anteriores, al menos hasta que la situación económica se tranquilice.