La revista AUTÓNOMOS, publicación cuatrimestral de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), en su número 27, correspondiente al primer cuatrimestre de 2006, ofrece cifras sobre el incremento de esta franja de la población laboral española que, por los datos ofrecidos por dicho colectivo, está en una más que evidente expansión.
El total nacional de trabajadores autónomos en diciembre de 2005 era de 2.966.184, mientras que dicha cifra era de 2.880.546 en diciembre de 2004, lo que supone un incremento de 85.638 o, lo que es lo mismo, un porcentaje positivo de 2,97.
En la Comunidad Valenciana pasamos de 327.335 autónomos en diciembre de 2004 a 338.959 en el mismo mes de 2005, lo que supone un incremento de 11.624 autónomos, con un porcentaje positivo del 3,55, porcentaje que, dicho sea de paso, es el tercero más alto de España, por detrás de Castilla-La Mancha que, con un incremento de 4.600 nuevos autónomos en dicho período, se sitúa con un porcentaje del 3,63, y Andalucía que, con un incremento de 85.638 autónomos, tiene un porcentaje del 4,55.
Por lo que respecta al período que va de 2001 a 2005, la Comunidad Valenciana pasó de 291.638 a los ya mencionados 338.959 autónomos, lo que representa un incremento de 47.321 autónomos y un porcentaje del 16,2, sólo superado por el 21,4 de Andalucía y el 23,6 de la Región Murciana. La media nacional del porcentaje de incrementos entre 2001 y 2005 fue del 13,5.
La comunidad con más autónomos, en diciembre de 2005, es Cataluña (547.566) y le siguen Andalucía (437.807), Madrid (355.371) y la Comunidad Valenciana (338.959).
Los autónomos extranjeros han experimentado un espectacular aumento entre los años 2001 y 2005. Los autónomos procedentes de la Unión Europea pasaron de 47.307 a 76.429, lo que supone 29.122 autónomos más, con un porcentaje del 61,6. Este porcentaje se dispara con respecto a los extranjeros extracomunitarios, que pasaron de 33.860, en 2001, a 68.531, en 2005; esto es, 34.671 autónomos más y un porcentaje del 102,4.
Por lo que respecta a la siniestralidad laboral, de los 2.966.184 autónomos a nivel nacional, sufrieron algún tipo de percance 131.130, lo que supone un porcentaje del 4,42. El porcentaje entre comunidades se mueve entre el más bajo, el 3 (o, lo que es lo mismo, 10.164 accidentes laborales de diverso tipo), correspondiente a la Comunidad Valenciana, y el más alto, el 5,91, que corresponde a los autónomos aragoneses.