El incremento anual de las bases mínimas de cotización aún está pendiente y se resolverá cuando queden aprobados los Presupuestos Generales del Estado, de momento continúan en vigor las bases de 2019, es decir 944,40 la mínima y 4.070,10 euros la máxima.

En lo que respecta a la tarifa plana para los nuevos autónomos, tampoco se auguran muchos cambios. En principio se conservan los 60 euros actuales con sus correspondientes subidas conforme a estos tramos:

  • Primeros 12 meses: cuota de 60 euros (reducción del 80% sobre la base de 283,30 euros en 2019).
  • Meses 13 a 18: cuota de 141,65 euros (reducción del 50% sobre la cuota base).
  • Meses 19 a 24: cuota de 198,31 euros (reducción del 30%).

Recuerda también Carlos de la Haza los casos particulares en las Comunidades Autónomas de Andalucía y Madrid, donde el pago de la tarifa reducida de 60 euros (50 euros en el caso de Madrid) se extiende por el plazo de 24 meses, 12 a cargo de la Comunidad y 12 a cargo del Estado.

Un cambio en el caso concreto de Madrid es la exigencia de solicitar la prórroga de la tarifa plana al año. Ahora, conforme a lo publicado el pasado 8 de agosto en Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), los autónomos madrileños tienen que solicitar, por vía telemática, la tarifa plana entre los dos meses antes de que se acabe la ayuda estatal, y los dos meses después de empezar la tarifa plana autonómica, es decir en los meses 11, 12, 13 y 14 desde su alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Además, y en el caso de los autónomos de los municipios rurales madrileños -de hasta 5.000 habitantes-, estos autónomos pueden beneficiarse de esta tarifa plana durante los 36 primeros meses. En el resto de las comunidades estos mismos autónomos disponen de una tarifa plana de 24 meses a nivel estatal.

Además, partir de enero de 2020, los nuevos padres tendrán derecho a 12 semanas de paternidad. El mismo derecho se reconoce en los supuestos de adopción y acogimiento. El objetivo es que para 2021 el permiso de paternidad se iguale al de maternidad extendiéndose, en ambos casos, hasta las 16 semanas.

En cuanto a los requisitos exigidos para beneficiarse de esta baja se encuentran estar dado de alta en la Seguridad Social y estar al corriente de los pagos, haber cotizado un periodo mínimo de 180 días durante los siete años previos a la solicitud de baja, o de 360 días a lo largo de toda la vida laboral.

Como novedad y desde principios del pasado mes de diciembre los autónomos tenemos una nueva prestación; los autónomos que hayan sufrido un accidente laboral pueden acceder a una serie de ayudas, como por ejemplo afrontar los gastos que supone eliminar las barreras arquitectónicas del local donde desarrolle su negocio o actividad, el servicio de un fisioterapeuta o cubrir el coste de una prótesis.