Ya figura en la web del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones la posibilidad de que los trabajadores autónomos puedan cambiar su cuota y, por tanto, sus bases de cotización, más veces de las permitidas ahora por la Seguridad Social.

Como se recoge en la web de la mencionada administración pública, “podrán cambiar cada dos meses la base por la que vengan obligados a cotizar, eligiendo otra dentro de los límites mínimo y máximo que le resulten aplicables en cada ejercicio, siempre que así lo soliciten a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Las bases de cotización son los salarios mensuales que deben tener los trabajadores autónomos que estén dados de alta con una nómina, pero se tiene en cuenta ese salario en bruto, es decir, no el que percibe en su entidad bancaria como mensualidad. Por tanto, ahí se incluyen las pagas extras prorrateadas en un año y también las vacaciones, tanto las retribuidas como las que no se han gastado.

En 2022, la base mínima de cotización de los autónomos se sitúa en los 960 euros mensuales. Una cifra que va cambiando, según la edad de los trabajadores por cuenta propia y que puede llegar a una base máxima de 4.139,40 euros al mes.

Se están barajando varias fechas en las que se pueden producir cambios en las bases de cotización de los trabajadores del RETA. Entre esas se han manifestado las siguientes:

 

  • El 1 de marzo, si la solicitud se formula entre el 1 de enero y el 28/29 de febrero.
  • El 1 de mayo, si la solicitud se manda entre el 1 de marzo y el 30 de abril.
  • El 1 de julio, si la solicitud se emite entre el 1 de mayo y el 30 de junio.
  • El 1 de septiembre, si la solicitud se formula entre el 1 de julio y el 31 de agosto.
  • El 1 de noviembre, si la solicitud se emite entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre.
  • El 1 de enero del año siguiente, si la solicitud se envía entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre.

 

Como regla general, los trabajadores autónomos hasta ahora pueden cambiar hasta cuatro veces sus bases por las que quieren cotizar.

Esto representa un cambio importante y muy demandado por la Asociaciones de Trabajadores Autónomos, por la necesidad del colectivo de aprovechar los meses en los que han tenido mayor rendimiento económico para ampliar así su cotización y poder bajarse la cuota en los periodos de menos actividad y por lo tanto de menos ingresos.