Un aumento de 260 euros más al año para un autónomo que cotice por la base mínima y 340 euros más para un autónomo societario.

Esta es una de las últimas ofertas del Ministerio de Trabajo a nuestro colectivo.

Tampoco existiría la posibilidad de que el autónomo eligiera algunas de las causas por las que cotiza, que hasta ahora son voluntarias, ya que lo que pretenden es que cualquiera que sea la subida de la cotización de los tipos, el colectivo esté obligado a cotizar por todas las contingencias por las que ya cotizan los trabajadores asalariados.

Es decir, cotizar por contingencias comunes para cubrir la pensión y las prestaciones por incapacidad, cotizar por accidentes y enfermedades profesionales, por cese de actividad (similar a la prestación por desempleo) y como “novedad”, cotizar también por formación.

Además, a cambio de este aumento, Trabajo introduciría mejoras en algunas de las prestaciones, por ejemplo, duplicar los periodos de cobro de la prestación de cese de actividad y ampliar la posibilidad de reclamar administrativamente el reconocimiento de esta prestación en caso de que fuera denegada por una Mutua, eso sí, previa reclamación a los tribunales y previo pago de los costes que una reclamación de estas características supone para un pequeño empresario.

También se contempla la posibilidad de que las prestaciones vitalicias por incapacidad permanente tuvieran origen profesional y, por lo tanto, no estuvieran sujetas a tributación.

Está incluido en esta oferta el que la Seguridad Social asuma la cuota del autónomo a partir del tercer mes de baja por incapacidad temporal derivada de una enfermedad común.

Esta es, por el momento, la propuesta al colectivo destinada a cubrir el periodo transitorio de 2019 mientras se negocia el pago por ingresos reales, que estaría listo a lo largo del próximo año para su entrada en vigor; aunque tampoco está claro el tema, estaría por ver si finalmente se deja para el ejercicio de 2020. Vamos todo un despropósito.

Esta subida que se pretende en las cuotas de cotización por la base mínima ya ha sido calificada como inasumible por alguna asociación de autónomos como ATA.

Bueno, en realidad lo único que está claro es que el próximo año pagaremos una cuota más alta, todavía no se sabe cuanto más alta y que todo esto es un parche hasta que de una vez por todas se regule con proporcionalidad, es decir a mayores ingresos, mayor cuota.