Un nuevo producto para los quioscos asociados al K-10: el cigarro electrónico E-FUM.

Cada vez son más los fumadores que se pasan a la moda de vapear o fumar cigarrillos electrónicos. Se calcula que en España unas 900.000 personas son usuarias de esta nueva modalidad de tabaco.

Un test clínico en Reino Unido sobre 1.400 fumadores, demuestra que los e-cigarros han permitido dejar de fumar al 76% de los encuestados. En Italia, la cifra no es tan alta pero también es significativa, el 13% de los que usaban este cigarro abandonó el tabaco tradicional.

Pues bién, los asociadosde nuestro K-10 que lo deseen tienen opción a un pack inicial de artículos e-fum, para venta al público y el pack de pruebas de los distintos aromas para sus clientes.

El pack inicial se compone de 3 blisters, 8 e-líquidos y 3 cordones.

El pack de pruebas se compone de 1 cargador, 2 baterías, 4 atomizadores, 4 e-líquidos y 2 bolsas de boquillas desechables de silicona.

Además se incluye, expositor en cartón, póster y tarifa en color, con el fin de montar el expositor en cada punto de venta con dos líquidos de cada aroma y los tres blisters. Además dispondrán de 4 aromas con dos niveles de nicotina (12 y 6 mg), con 4 atomizadores de pruebas rellenados con los líquidos que también incluye el pack de prueba.

El cliente podrá probar cada uno de los aromas que ofrece la marca y así poder elegir el que más se adapte a su necesidad.