Aunque parezca que a la sociedad 2.0 ya no se interesa tanto por las publicaciones en formato físico en favor de la inmediatez online, son muchos los que se empeñan en demostrar que ambas opciones no son antagónicas sino complementarias.

Algunas de las mejores revistas ofrecen un nivel de excelencia en diseño y contenidos que hasta la fecha no tiene contrapartida en el mundo digital.

La revista ¡HOLA! es uno de los mejores ejemplos de que el papel puede seguir cohabitando con Internet. La publicación ha llegado a sus 70 años de vida con una difusión de 400.000 ejemplares a la semana y 2,3 millones de lectores en papel, frente a 19.000 ejemplares digitales vendidos, lo que demuestra que esta publicación sigue teniendo su eje en su edición impresa.

Según un estudio llevado a cabo por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación sólo un 2% de los internautas indican no haber leído nunca una revista, ni en papel ni electrónica. Un 94% declara haber leído alguna revista en papel y un 68% en versión digital a través de cualquier dispositivo.

Principales conclusiones del estudio:

1. Un 64% de los Internautas accede en 6 meses a la lectura de Revistas en formato electrónico.

2. El formato electrónico añade un 4% a la cobertura del medio Revistas.

3. El dispositivo prioritario de acceso a las Revistas electrónicas es el ordenador que es utilizado por el 83% de los que acceden a revistas, seguido por el teléfono móvil con el 22% y el tablet con el 12%. El lector de libros solo es utilizado por el 1% de los que acceden a revistas electrónicas.

4. La página web de la Revista es el formato más utilizado, por un 77,6% de los que leen revistas electrónicas, el fichero PDF es el siguiente con un 12% y la aplicación es­pecífica la tercera con un 8%.

5. El formato papel es el preferido para informarse sobre temas en profundidad, mientras que el electrónico es el más seleccionado para informarse sobre algo que desee comprar.

6. Poder leer las revistas en cualquier sitio sin requerir ningún otro dispositivo es la más importante razón para leer exclusivamente revistas en papel, mientras que no tener que desplazarse a comprarlas es el principal motivo de solo leer revistas en for­mato electrónico.

7. Un 7% indica que ha pagado alguna vez por acceder a una revista electrónica y de los que aún no han pagado, un 51% estaría dispuesto a pagar si el precio es muy ajustado o permitiesen acceder a contenidos que de otra forma no estuviesen accesibles o que aportasen contenidos o servicios de valor.