El Gobierno ultima la segunda entrega del plan de digitalización empresarial financiado con fondos de la UE, que constará de un cheque de 3.000 euros destinado a los autónomos individuales y aquellas pymes con menos de diez trabajadores. Las ayudas, al parecer, estarán disponibles a partir del próximo año.

Las subvenciones para la digitalización 2021 cuentan con una dotación de más de 3.000 millones de euros, con el fin de adecuar las subvenciones a la necesidad de las empresas en España, el Plan España Digital 2025 identifica en principio dos tramos diferentes de beneficiarios, con necesidades y grado de digitalización diferente: trabajadores autónomos/microempresas y pequeñas empresas.

El primer tramo, que no afecta a nuestro colectivo, contará con un total de 500 millones de euros y será destinado a las empresas que tengan entre 10 y 49 trabajadores.

Existe un segundo tramo, que afecta aproximadamente a 1.600.000 trabajadores autónomos de España, y que constan de una dotación de 3.000 euros.

Este segundo tramo de ayudas para la digitalización se destinará a los comercios y negocios más pequeños donde en muchos casos las bases de la digitalización son nulas.

No obstante, desde el colectivo de trabajadores autónomos apuntan el escepticismo existente sobre la utilidad de estos 3.000 euros para el objetivo final de digitalización, teniendo en cuenta que este último grupo de micropymes y autónomos son los que menos innovación y tecnología han incorporado en sus negocios, lo que además implica un déficit formativo en la materia que puede hacer que la extensión de las ayudas no sirva para lograr el objetivo final de modernización, ante la incapacidad de los trabajadores de desplegar las posibilidades que otorgan las nuevas herramientas, por lo que se sugiere que se abra un plan de formación que prepare a los trabajadores a la hora de abordar el proceso, para que sea lo más efectivo posible.