La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), exige al Ministerio de Hacienda que cumpla con el compromiso de modificar el artículo 30 de la Ley 35/2006 de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Uno de los principales compromisos del Gobierno ha sido modificar esta situación en los primeros meses de mandato y desde UPTA insistiremos para que se lleve a efecto este cambio con la mayor celeridad posible.

Las deducciones por manutención y gastos inherentes en domicilio afecto a la actividad centrarán las primeras reuniones de UPTA con el nuevo ejecutivo.

La propuesta es clara y responde al acuerdo alcanzado el pasado año con los principales partidos políticos que se presentaban a las elecciones generales, por tanto, esta es una medida que cuenta con un amplio respaldo parlamentario y que debería considerarse como tramitación urgente o incluso ser modificada vía Real Decreto.

La propuesta de UPTA España para modificar el apartado 2 del artículo 30 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas sería la siguiente:

“Los gastos de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de la actividad económica, siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago que pueda ser comprobado a través de factura o abonado y comprobado a través de fórmulas indirectas que tengan esta finalidad específica, podrán ser deducibles”.

Incluso desde nuestra organización estaríamos dispuestos a rebajar el precio máximo establecido por manutención, que la ley marca en 26,67 euros al día, y cuantificarlo en 14 euros diarios en días laborables.

Eduardo Abad, presidente de UPTA “Es intolerable que los autónomos no puedan deducir los gastos por manutención cuando se ven forzados a comer fuera de sus domicilios por razones laborales. Este aspecto no ha podido ser implementado en la práctica por la mayoría de los autónomos con derecho a esta deducción por la -inseguridad jurídica creada por la redacción aprobada- que al final induce a los trabajadores autónomos a que no presenten dicha desgravación. La Ley de medidas urgentes ha resultado ser un gran fraude que tenemos que revertir de forma inmediata”.

Además de las primeras reuniones con el Ministerio de Hacienda, desde UPTA ya se han tramitado las solicitudes de reunión con los responsables de Trabajo y Seguridad Social, para retomar los asuntos pendientes de resolver en la anterior legislatura.