Ayer 20 de noviembre la Asociación de Medios de Información (AMI) presentó en Madrid el “primer informe sobre la contribución de la prensa en España”.

Este Informe contiene una radiografía exhaustiva de cómo la industria de la Prensa continúa hoy, tanto en lo digital como en el papel, provocando un gran impacto en todos los sectores.

Los resultados son interesantes. Para empezar la industria de la prensa española general más de 6.250 millones de euros, de los que 5.222 millones son flujos económicos generados en el mercado español, también genera más de 36.000 empleos representando el sector editorial un tercio del producto interior bruto (PIB) de la industria cultural y creativa, en la que se encuentra el sector de la prensa. Los grupos de prensa representan el 71% del volumen total de la actividad económica del sector, seguido por los puntos de venta (18%) y las distribuidoras (11%).

Además de todo lo anterior y desde el punto de vista del impacto sociocultural, la investigación indica que “la prensa se posiciona como garante de credibilidad en un escenario de creciente preocupación por la veracidad de los contenidos”, siendo la prensa de papel el medio con mayor nivel de credibilidad en España (34% de los encuestados), incluso por delante de la televisión (33%) de los diarios online (31%), de la radio (24%), de las redes sociales (12%) y finalmente de los sitios de internet (10%).

Es decir, a pesar de la creciente amenaza que presentan más las noticias falsas (fake news) los medios de comunicación, tanto en papel como en digital, continúan siendo la mayor fuente de información objetiva para los españoles.

Asimismo, el estudio también constata que dichos contenidos lideran todos los atributos asociados a la calidad de información. Mientras que la prensa en papel destaca en cuanto a profesionalidad, credibilidad y profundidad, aquella online lo hace en cuanto a veracidad, objetividad, pluralidad, independencia y accesibilidad.