Con la bajada en las ventas de la prensa escrita el quiosco necesitaba sobrevivir, pero además con la crisis sanitaria el quiosco agoniza. El quiosco de vía pública está sufriendo también un cierre tras otro. Necesitamos un cambio en el modelo, una nueva forma de entender estos puestos. Es necesaria una diversificación en los productos a la venta que incluso permitan atraer nueva clientela.

Actualmente existen en Valencia 54 quioscos en funcionamiento en la vía pública y 17 que continúan cerrados por diferentes circunstancias.

La Asociación de Vendedores de Prensa de Valencia y Provincia, que cuenta con más de 250 puntos de venta en la ciudad, está en plena negociación con el Ayuntamiento de Valencia para que se apruebe, si fuera necesaria, una modificación de la ordenanza que regula a los quioscos de vía pública.

Son dos las reivindicaciones de la Asociación que recogen grandes aspectos que afectan de forma directa a estos puntos de venta. Por un lado, se solicita que estos puntos de vía pública no se adjudiquen por concurso, sino por autorizaciones directas. Además, la Asociación propone que se amplíen los epígrafes de los productos que se puedan vender en ellos, pudiendo ejercer la actividad de venta de prensa y revistas además de la venta de toda clase de artículos y servicios, incluyendo alimentos, bebidas, tabaco y loterías y apuestas del Estado que puedan ser susceptibles de comercialización y que no hayan sido prohibidos por el Ayuntamiento.

La Asociación ha trasladado al Ayuntamiento de Valencia un boceto de un nuevo modelo de instalación en la vía pública para su estudio. La idea es la de dividir los quioscos de calle en dos departamentos. Por un lado, mantener la actividad que en estas instalaciones se ha venido realizando y por otro, introducir un nuevo servicio de venta de productos alimentarios para llevar.

El consistorio ha visto con buenos ojos esta iniciativa y está comprometido para abordar nuestras reivindicaciones.

Deseamos y esperamos que ambas partes podamos llegar a un acuerdo en beneficio de los puntos de venta de vía pública y de la ciudadanía, que podrá seguir utilizando el quiosco de toda la vida