Ayer miércoles, día 18, sobre las 12.40 horas, Radio Valencia (Cadena Ser) entrevistó a la presidenta de la Asociación Profesional de Vendedores de Valencia y Provincia, Ana Valle, ante la convocatoria de cierre y concentración del próximo día 30.
A la pregunta de qué estaba ocurriendo en el sector a raíz de la prohibición de la venta de productos del tabaco desde el primer día del año, Ana Valle subrayó, en primer lugar, «la bajada de ventas se está notando, no sólo por la venta de tabaco en sí, sino por otros productos denominados “de impulso”; es decir, que muchos clientes que acudían a comprar tabaco, a la vez compraban otros productos como chicles, caramelos… En este sentido, lo estamos notando mucho. El quiosco es un sector muy castigado, como por ejemplo lo ocurrido recientemente con la prensa gratuita, y encima ahora un producto legal, como es el tabaco, nos prohíben venderlo».
Más adelante Ana Valle, con referencia al drástico descenso de ingresos de los quiosqueros advirtió que en «los estancos están introduciendo cada vez más productos de los que habitualmente se venden en los quioscos» y cuantificó las pérdidas en una cifra que rondaría el 25%.
Sobre las acciones emprendidas por la Asociación frente a la llamada «Ley Antitabaco», la presidenta de la APVPVP anunció la movilización del próximo lunes, consistente en «un cierre de nuestros quioscos y una concentración frente a la Conselleria de Sanidad, en la reivindicación de un derecho que tenemos, como es la venta de un producto legal, el tabaco, algo que constituía un elemento esencial de nuestra oferta comercial, de toda la vida», al tiempo que llamaba la atención sobre el hecho de que «hay que dejar claro que no estamos en contra de la ley antitabaco, no discutimos el fondo de la norma, sino de las formas. A nuestro sector es al único que no le han dejado ninguna vía de escape a las posibles soluciones. Han sido completamente radicales, y eso no son formas».
Ante la pregunta de si una de las pretensiones de la Asociación era la equiparación con otro tipo de establecimientos, Ana Valle puso de manifiesto las contradicciones del nuevo ordenamiento legal: «Efectivamente. No es entendible… En primer lugar no se ha dejado la venta solamente para los estancos, sino que en hostelería se puede vender. Los bares y restaurantes pueden elegir sí o no. Nosotros directamente, no. Los quiosqueros somos igual de capaces de vender en mano el tabaco al igual que los estanqueros y saber si le estamos vendiendo a un menor de edad o no», para añadir inmediatamente después que «cada tres años se paga una cantidad al Comisionado de Tabaco por la licencia correspondiente para la venta de tabaco. Este organismo, en mayo del año pasado, la enviaba una carta a los interesados en renovar la licencia para la venta, llegándose a autorizar licencias hasta mediados de diciembre de 2005 y eso que sabían que la prohibición de venta era inminente. Estas autorizaciones han sido tramitadas, en algunos casos incluso solicitadas durante el mes de diciembre, en menos de un mes, cuando lo habitual era una tardanza de tres o cuatro meses».
Y concluyó Ana Valle haciendo un «llamamiento a todos los quioscos y a los usuarios y clientes que se sientan solidarios con nuestros planteamientos para que acudan a la concentración del próximo día 30, y destacar también que la campaña de recogida de firmas que estamos llevando a cabo está teniendo una gran aceptación a nivel nacional y que estas firmas serán entregadas el próximo día 27 de enero en la Delegación del Gobierno en Madrid».

elkiosco.info