Los quiosqueros valencianos volvieron a reunirse en su esperada Cena de Hermandad convocada por la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa de Valencia y Provincia (APVPV). Este año tuvo lugar el pasado sábado, 14 de junio, en el Hotel Olympia, de Alboraya, tradicional marco de este evento anual.

En efecto, el salón Zeus volvió a acoger a editores, distribuidores, compañeros de profesión y directivos de otras asociaciones hermanas de España, que aprovecharon el momento para disfrutar de una horas de diversión y de intercambio de experiencias e ideas en un mundo tan dinámico ?por no decir sobresaltado? como lo es el de la venta de prensa.
Miembros de la Junta Directiva con los dos invitados: María Jesús
Puchalt [junto a Ana Valle] y José Martorell [el primero por la derecha]

Las asociaciones que nos acompañaron este año fueron FENCAPRENS, representada por su vicepresidente, Eduardo Villalta; Barcelona, representada por su presidente, Pedro Nebot Collado; Castellón, representada por su presidente, José Muchola; Madrid, representada por su secretario, Francisco Javier Escribano; Tarragona, representada por su presidente Julio Dueñas; y Vizcaya, representada por su presidente, José Ignacio Albizu.

Otro protagonista, hasta cierto punto inesperado, de la cena fue el partido de fútbol que, pocos minutos antes, había dado la victoria al combinado nacional frente a la selección sueca con un electrizante tanto del valencianista David Villa. Aunque los organizadores pusieron mucho celo en que el horario se cumpliese, el partido de fútbol consiguió que la cena retrasase su comienzo, retraso asumido ?todo hay que decirlo? de buena gana y que se reflejaba en el rostro de la mayoría de los presentes.

La presencia de María Jesús Puchalt Farinós, concejala de Empleo, Comercio y Abastecimientos del Ayuntamiento de Valencia, y de José Martorell Damiá, secretario adjunto de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Valencia, que tuvieron a bien acompañarnos en esta fecha tan significativa para los quiosqueros valencianos, vino a añadir todavía más relevancia al evento, a la par que sirvió para que las autoridades conozcan de primera mano cuál es la compleja problemática del mundo de la venta de prensa y cuáles sus aspiraciones inmediatas.

El menú

Ni qué decir tiene que el menú del Hotel Olympia estuvo, como siempre, a su nivel; un nivel que no podemos dejar de calificar de excelente. Los aperitivos dieron paso a un lomo de lubina a la sidra y guarnicionado, acompañado de un excelente vino blanco «Villa Costosa». Un entrecôt de ternera lechal al vino de Rioja y guarnición, acompañado de un soberbio tinto «Lagunilla Crianza». El Olympia volvió a sorprendernos con sus postres. Esta vez fue un tiramisú sobre salsa de crema inglesa. Todo ello fue rematado con café ?excelente café el del Olympia, como siempre?, licores y  cava «Vega Medium Brut».

Ana Valle toma la palabra

El café fue el momento elegido por nuestra presidenta, Ana Valle, para dirigirse a los comensales con un discurso, como siempre, en defensa del sector. Por su interés, lo reproducimos íntegramente:

«AMIGOS Y AMIGAS, sed bienvenidos, un año más, a esta edición de la Cena de Hermandad de la Asociación de Vendedores de Prensa de Valencia y Provincia.

Antes de nada quiero agradecer la presencia entre nosotros a las autoridades y representantes de las distintas entidades que han tenido la amabilidad de acompañarnos en esta velada.

María Jesús Puchalt, concejala delegada de Empleo y Comercio del Ayuntamiento de Valencia y D. José Martorell, secretario adjunto de la Cámara de Comercio de Valencia.

Y también, cómo no, quiero agradecer —en nombre de todo el colectivo de vendedores de prensa— la asistencia a las distintas empresas editoras y distribuidoras que un año más están con nosotros en esta noche de celebración del quiosco valenciano, así como a las empresas proveedoras de productos del sector.

De igual forma, quiero agradecer, en nombre de toda la Junta Directiva de la Asociación, la presencia de los trabajadores de nuestra entidad, ellos son los que configuran con su labor, su trabajo y dedicación, la materialización del servicio que ofrecemos a nuestros asociados.

También mi agradecimiento por su presencia esta noche a todos los representantes de las asociaciones de vendedores de prensa de España, conocidos todos, viejos amigos y amigas, que no han querido faltar a la cita y al encuentro con los compañeros y compañeras valencianos.

A todos, en nombre de la Junta Directiva de la Asociación y en nombre del quiosco valenciano, mi más sincera bienvenida y el agradecimiento por la deferencia que habéis tenido en acompañarnos esta noche y en estar en esta gran fiesta.

Sabéis que es costumbre que el discurso que suelo pronunciar refleje y reflexione sobre los aspectos más importantes que cada año han acontecido en el día a día de nuestra actividad. En esta ocasión no me referiré a varios temas —aunque los hay y son en buen número— sino que me centraré en resaltar el que creo que es el problema más importante que nos está acuciando en el día de hoy: LA BAJADA DE VENTAS Y LA CRISIS ECONÓMICA QUE YA SUFRIMOS Y LA QUE SE AVECINA Y LAS SOLUCIONES QUE PODEMOS EMPLEAR EN VENCERLA.

Estoy seguro que todos compartimos la preocupación vigente por la bajada espectacular de ventas —de todo tipo, de prensa y del resto de productos— que nuestros negocios están sufriendo.

Si antes soportábamos :

EL DESCENSO DE LA VENTA DE PERIÓDICOS Y REVISTAS.

LA APARICIÓN COMO “SETAS” DE LOS GRATUITOS.

LA ABSURDA PROHIBICIÓN DE VENTA DE TABACO.

Por cierto, un inciso, y antes de continuar con “las plagas” que asolan al quiosco, ¿alguien me podría decir quién ha sido el mayor “pagador” y perjudicado por la ley antitabaco?

¿Alguien me puede decir en qué ha quedado la famosa “ley antitabaco” que iba a traer a la sociedad el beneficio sanitario de la erradicación de su consumo?

¿Alguien me puede decir en que han quedado aquellas medidas tan restrictivas tanto para la venta como para el consumo?

TODO HA QUEDADO EN AGUA DE BORRAJAS.

¿Dónde están aquellas asociaciones médicas que bramaban en pos de la salud pública y que aplaudían ante las restricciones de venta de tabaco en los quioscos porque decían que así los menores no se iniciarían en el hábito de fumar?

¿En qué ha quedado todo?

Pues yo os voy a responder: todo ha quedado en que al quiosco tradicional lo han fastidiado, han empobrecido su economía y han conseguido que muchos hayan tenido que cerrar. El quiosco valenciano, mayoritariamente de planta baja, ha sufrido como nadie la aplicación de esta ley ventajista.

Si a las anteriores “plagas” —yo las calificaría de “mega-plagas” —, le sumamos la “plaga” actual, es decir, la crisis económica recién nacida y con intenciones de crecer, nos encontramos con una situación —para nosotros y para todo el pequeño comercio— realmente alarmante y desestabilizadora.
Ana Valle, en un momento de su intervención

No me equivoco si os digo que ante los problemas históricos y enquistados que habitualmente ha padecido el quiosco y por muy grandes que en su día nos parecieran —no olvidemos los eternos problemas con las distribuidoras— la situación actual y futura a corto plazo no es nada tranquilizadora. Ya sé que las crisis económicas afectan a todos por igual. O dicho de otra forma afectan a todos, pero a los que tienen más recursos les afecta en cierta medida y a los que tienen menos recursos les afecta mucho más negativamente.

El quiosco valenciano, el quiosco de toda España, está siendo desde hace mucho tiempo un inmerecido pagador de esa mezcla de injustas decisiones y de los vaivenes de una economía de mercado cambiante. Se suele decir que todo el mundo se queja de todo, pero convendréis conmigo que los envites que ha tenido que soportar y que soporta el vendedor de prensa —como autónomo y como solitario comerciante— es difícil encontrarle parangón.

Pero ante esta situación en la que nos encontramos a día de hoy, creo que hay dos formas de combatir la adversidad. La primera de ellas, y nunca mejor dicho, y aplicando un símil deportivo, tenemos que pegarnos al terreno de juego, resistir y emplear nuestras mejores dotes de comerciantes, de vendedores y de profesionales del sector. La segunda —y ahora más que nunca— buscar a través de nuestras asociaciones y de nuestra unidad gremial nuevos cauces comerciales y nuevos productos que complementen la oferta comercial, que ayuden, que inciten y que posibiliten la afluencia de clientes a los puntos de venta.

Por ello, nuestra respuesta, la respuesta del quiosco, ha de ser la que siempre hemos mantenido, la de sobreponernos a las adversidades a través de nuestra capacidad de reacción, de nuestra inequívoca voluntad de salir adelante y de nuestro espíritu asociacionista.

Otras crisis similares hemos padecido y también hemos salido adelante. No en vano, las recientes circunstancias del mercado nos han obligado a buscar nuevas posibilidades. Ahora, más que nunca, seguiremos indagando en la búsqueda de todo aquello que complemente o reconvierta nuestra oferta comercial. Los quioscos, hoy en día, serían insostenibles sólo con la venta de prensa. La rentabilidad del punto de venta pasa por complementar la oferta presente y hacerla compatible con nuevas posibilidades comerciales. Nuestra Asociación trabaja, desde hace tiempo, en esa línea. Según las divinas palabras se suele decir que “no sólo de pan vive el hombre”. En nuestro caso habría que parafrasear diciendo que “no sólo de prensa vive el quiosco”.

Pero también es justo reconocer que la situación económica actual está posibilitando una cierta selección comercial de la red de ventas. La crisis está siendo implacable con los quioscos más modestos, pero hay que tener en cuenta que, históricamente, Valencia —y sobre todo la capital— ha tenido el mayor número de quioscos por población en comparación con otras grandes capitales.

Si el asentamiento de puntos de venta en Valencia siempre ha estado por encima de la realidad con relación a la demanda comercial del ciudadano, ahora —con una situación económica crítica— el panorama que puede esperarse es el de una clarificación del número de quioscos realmente posibles, que exista una red de puntos de venta adecuados a la demanda comercial.

Sabemos que durante muchos años han existido quioscos que aparecían y desaparecían rápidamente debido a su excesiva proliferación y a su inviabilidad económica. Tantos quioscos como llegaron a haber, no aumentaban las ventas, sino que dividían clientela, y como consecuencia hacían inviable su rentabilidad. La situación económica actual no hace sino evidenciar esta realidad del quiosco valenciano. Aunque parezca duro decirlo, la realidad es que un número equilibrado de quioscos con relación a la demanda actual y a la situación de venta de prensa hará posible su rentabilidad y subsistencia.

Hoy es el momento —y esa es la línea de actuación que lleva a cabo la Asociación de Valencia y la Confederación Nacional—  de indagar en la línea de actuación que nos permita encontrar los cambios en la actividad comercial del quiosco que la sociedad actual está demandando, en renovar e incrementar nuestra oferta de productos. La red de ventas sigue siendo una “gran red de ventas”. La Asociación, antes como ahora, empeña toda su fuerza en defender la rentabilidad de nuestros quioscos.

Antes como ahora, y a pesar de todo, yo sigo considerándome, al igual que vosotros, muy orgullosa de ser quiosquera.

No quisiera dejar pasar la oportunidad de dar las gracias a un compañero asociado porque se que este año ha hecho un gran esfuerzo por estar con nosotros en la cena como todos los años, y sobre todo felicitarle porque me he enterado que hoy es su cumpleaños. Pido un fuerte aplauso para Eugenio.

Y por último, quiero también dar un caluroso y saludo y bienvenida a Dª Julia Huerta Piñera, quiosquera asociada recientemente jubilada, que hoy nos ha honrado con su presencia y que representa a todos aquellos otros compañeros y compañeras que durante el último año han llegado a su merecida jubilación. Pido un fuerte aplauso para Julia y le ruego que se acerque hasta aquí.

Muchas gracias.»

Declaraciones de María Jesús Puchalt y José Martorell

Aunque en la tercera entrega de esta información —viernes 20— reproduciremos íntegramente las entrevistas que elkiosco.info realizó a los dos invitados —María Jesús Puchalt y José Martorell—, no está de más adelantar aquí la preocupación de la concejala de Empleo, Comercio y Abastecimientos del Ayuntamiento de Valencia con respecto al pequeño comercio valenciano y, en concreto, de los quioscos.

«Está claro —insistió María Jesús Puchalt— que nos esperan años duros, pero yo siempre he defendido que el comerciante en general, pero sobre todo el comerciante valenciano, ante las situaciones de crisis, ha sabido sacar adelante la situación por medio de su imaginación y de su espíritu de trabajo. Basta ver lo que ha cambiado el quiosco tradicional a la situación actual. Es evidente que se ha producido una adaptación a la realidad actual. Pues lo mismo ha ocurrido con restaurantes y tiendas de todo tipo, el comerciante ha tenido que reconvertir aquello que las crisis económicas obligan a llevar a cabo».
María Jesús Puchalt

Por su parte, José Martorell, adelantó la idea de «integrar al colectivo de vendedores de prensa en la Comisión de Comercio Interior porque entiendo que es en los foros del comercio donde este colectivo debe de integrarse con el fin de estudiar posibles salidas para afrontar la situación actual de crisis». A lo que añadió: «Los vendedores de prensa constituyen un comercio de proximidad, con los mismos problemas que otros puntos comerciales y deben afrontar los problemas con las mismas posibles soluciones. Su integración en los foros donde se discuten los temas generales del comercio será beneficioso para el conjunto de asociados».
José Martorell

Momentos después, Ana Valle y Pilar Cosín, gerente de la APVPVP,  procedieron a la entrega de premios a personalidades, entidades y empresas, entrega de la que daremos información gráfica en el próximo capítulo de esta crónica. Tan sólo decir que si el año pasado fue una bellísima cerámica que representa a un niño vestido de torrentí, este 2008 el protagonismo lo ha tomado, por razones más que obvias, la Fórmula 1.
Los premios de 2008, con un inequívoco
simbolismo automovilístico

Los productos que se sortearon

Tras la entrega de las estatuillas, se procedió al sorteo. Momento, como siempre, cargado expectativas y más de un alegrón.

APVPVP
1 Jamón
1 Ipod Nano
1 Navegador Tomtom One
1 Bicicleta plegable
1 Marco para fotos digital Yuracu

Productos Churruca, S.A.
2 lotes compuestos por:
__- Cafetera eléctrica OZCM125
__- Plancha a vapor Estibenson
__- Batidora BL777

Valencia Club de Fútbol
1 Camiseta oficial firmada
1 Balón oficial

Intervan, S.A.
1 Impresora Lexmark Z617
22 Mandos de TV universales
10 Cortapelos

Levante-El Mercantil Valenciano
1 Crucero para 2 personas por el Mediterráneo [salida desde Valencia y todo incluodo]
5 Estuches del Anuario de la Cocina de la Comunitat Valenciana

Valéncia Hui
1 Minicadena

Las Provincias
1 Centro de planchado Polti
3 MP4 de 4 GB Prixton MP 1440
3 GPS Booster Sound Columbus II

SuperDeporte
4 Minicadenas Airis 1202

El País
1 Estancia para 2 parsonas [1 noche con desayuno y destino a elegir]
1 Estancia gastronómica para 2 personas [1 noche con cena y desayuno, y destino a elegir]

Unidad Editorial El Mundo Logintegral
2 Viajes a las Islas Canarias para 2 personas y 7 días de estancia en hotel de 4 estrellas [avión ida y vuelta]

Valdisme
1 TV LCD de 33” con TDT incorporado y tecnología HDMI
1 PlayStation-3 con mando inalámbrico y disco duro de 40 GB + el juego “FIFA Street-3”
1 Consola Wii + los juegos “Big Brain” y “Vii Sports”

Saurina
1 Vinoteca

Alphyra
1 Box-Spa para 2 personas [a legir entre 50 centros]
1 Estancia de 4 días en Salou para 2 personas en el Aparthotel “Font de Mar”

Sti Foods & Logistic España, S.L.
3 Barbacoas Epocxi Campo Enzol

Wrygley Co., S.A. Unipersonal
1 Radio DVD Nevir 451

Clear Channel
6 IPOD Shuffle

Cyberpoint, S.L. (Logista)
1 Viaje a Palma de Mallorca para 2 parsonas, 6 días, avión ida y vuelta, todo incluido en hotel de 3 estrellas.
Rosario Lara ganó un un viaje a las Islas Canarias
Ángel Juan Picazo ganó un viaje a las Islas Canarias
Vicenta Torrentí ganó un crucero por el Mediterráneo
Nacho, Fernando y Carlos: los encargados de repartir la suerte

Los productos para las bolsas de degustación

Productos Churruca, S.A.
Bolsas Hello Panda
Bolsas Pipa Oro

Cadbury España, S.L.
Estuches Trident Splash

Comercial Chocolates Lacasa, S.A.
Estuches de cerezas Disney
Bolsitas de cereal balls

Vidal Golosinas, S.A.
Bolsas de Sofw Fruit

Valenciana de Golosinas
Gafas Nisght Dribe
Monederos mujer
Juegos de colgante y pendientes
Juegos ptes. Javier Larrainza
Juegos Sudokus infantil

Revista Fiestas y Sociedad
Estuche bolígrafos y llavero
Estuche linterna bolígrafo

Sti Foods & Logistic España, S.L.
Gorras
Inchables

Fini-Sánchez Cano, S.A.
Estuches dentaduras

Haribo España, S.A.
Bolsas surtidas

Chupa-Chups, S.A.U.
Estuches de Mentos Gum Fleet Tops

Nuestros agradecimientos

Como también viene siendo ya norma en la Cena de Hermandad de los quiosqueros valencianos, ésta concluyó a altas horas de la madrugada entre corrillos donde, obviamente, no faltó el diálogo de calado, salpicado, eso sí, de grandes dosis de buen humor.

Ni qué decir tiene que, desde elkiosco.info, agradecemos a la dirección del Hotel Olympia las facilidades que nos pusieron en todo momento para desarrollar nuestra tarea y, dentro de este agradecimiento general a todos los trabajadores del establecimiento, una especial mención a las azafatas que, más allá de sus responsabilidades, encaminaron su profesionalidad y simpatía en la dirección de hacer de la noche del pasado sábado 14 un acontecimiento inolvidable.

La segunda entrega de la crónica de la Cena —una extensa información gráfica— aparecerá en elkiosco.info el próximo miércoles, día 18. El viernes 20, como ya hemos dicho, aparecerá la tercera y última.