La primera gran novedad que trae 2022, por desgracia, es la subida de la cuota de autónomos.

Tal y como se recoge en los Presupuestos Generales del Estado, todos aquellos trabajadores por cuenta propia que coticen por la base mínima en 2022 van a tener que pagar 8 euros más al mes en su cuota de autónomos. Así, se pasa de los 286 euros mensuales de 2021, a los 294 euros de cuota de autónomos al mes en 2022.

Esto se debe al incremento en las contingencias profesionales, que pasan del 1,1% al 1,3%, y por cese de actividad, que suben de un 0,8% a un 0,9%. Mientras que las cotizaciones por contingencias comunes (28,3%) y por formación profesional (0,1%) se mantienen.

La segunda gran novedad, la subida en las bases de cotización

Con respecto a las bases de cotización, la subida de 2022 será de:

  • Base mínima: se pasa de 944,40 euros a los 960,60 euros mensuales.
  • Base máxima: se pasa de 4.070,10 euros a los 4139,40 euros mensuales.

En lo que respecta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (I.R.P.F.) se contempla una limitación en la aportación máxima para aplicar una deducción de 1.500 euros a la hora de las aportaciones a planes de pensiones, cuando el pasado año era de 2.00 euros.

En el año 2022 se prorrogan los límites de tributación por módulos de los autónomos y se mantienen sus niveles y condiciones, como es el caso de la reducción del 5% sobre el rendimiento neto de módulos.

El Ministerio de Seguridad Social presentó esta semana una nueva propuesta a los agentes sociales para reformar el sistema de cotización de los autónomos y adecuarla a sus ingresos.

Al parecer, se plantea un mecanismo flexible con 13 tramos, que van desde menos de 600 euros al mes hasta más de 4.050 euros. Ese nuevo esquema supondría una cuota mínima de 184 euros mensuales para los autónomos con menos ingresos y de 1.267 euros para aquellos que rebasen el tope contemplado en el último tramo.

La propuesta, que se seguirá discutiendo la próxima semana, fue bien acogida por dos de las organizaciones de autónomos vinculadas a los sindicatos (UPTA y UATAE) pero no por ATA, dentro de la CEOE.

Esta reforma debería estar en funcionamiento para su entrada en vigor en 2023. Además, se plantea la posibilidad de que el autónomo pueda cambiar de tramo hasta en seis ocasiones a lo largo del año. De ese modo, el propio trabajador por cuenta ajena podría ir adaptando sus cotizaciones a los momentos en los que obtiene mayores y menores beneficios.

En esta comparativa mostramos las diferencias en bases de cotización, tipo y cuota mensual entre los años 2021 y 2022: